Recogida basura Arroyo de la Cala del Moral, Cala de Mijas

El pasado domingo 18.03.2019, colaboramos junto a Mi Moana en la limpieza de la rivera del arroyo de la Cala del Moral, que desemboca en la playa de Mijas Costa, al lado del hotel VIK gran hotel Costa del Sol.

El área de recogida es un arroyo que sólo conecta directamente de forma natural con el mar Mediterraneo durante lluvias torrenciales. El resto del año, el agua permanece estancada, eutrofizada e incluso apreciándose algunos vertidos oleosos. Hicimos un transecto de aproximadamente 260 m junto a la rivera del arroyo.

El equipo de recogida estaba integrado por 14 personas voluntarias que estuvimos recogiendo basura durante una hora. Conseguimos retirar unos 60 kg de residuos donde, por supuesto, reinaban los plásticos y las colillas.

Desde Sin Huella Zero Waste, aparte de colaborar activamente en la limpieza, nos hemos ofrecido a hacer un inventario (equivalente a los residuos de un saco de dos personas). Así podremos dar mayor visibilidad a los datos y que tengan una finalidad más allá de limpiar nuestro medio.

Como podéis ver en la siguiente gráfica siguiente, los residuos mayoritarios por categoría fueron los plásticos con un 55% de frecuencia, muy seguidos de las colillas con un 41%. Hay que tener en cuenta que la categoría plásticos está formada por muchos objetos diferentes mientras que, las colillas, son un único objeto en su categoría. Por tanto su representación es mucho más preocupante.

 

En cuanto al top 10 de los residuos más encontrados, podéis consultarlos aquí:

En esta forma de clasificación, vemos como claramente las colillas han sido el residuo más recogido llegando a más de 250 en un transecto de unos 260 m aproximadamente, solo dos personas (el resto de compañeros también recogieron más). El segundo residuo más frecuente fueron los envoltorios tanto de caramelos, sobres de azúcar, etc. Y el tercero fueron fragmentos de poliespan procedentes de piezas más grandes como cajas de pescado, recubrimientos protectores o incluso relleno de cajas.

La lectura que podemos hacer de esta información es muy interesante si la unimos al área limpiada y los datos, en las inmediaciones del hotel se recogieron el 85% de las colillas recolectadas.

Por otro lado, más del 93% de los envoltorios se concentraban en la zona próxima al Parque de la Butibamba. Allí encontramos un pequeño bar, que con una alta probabilidad sea la fuente de estos envoltorios, ya que eran todos iguales y no llevaban mucho tiempo en la rivera.

Como datos curiosos, también podemos probar que hay evidencias de que algunas de las basuras encontradas vienen de la parte alta del arroyo. Incluso encontramos un Tee y una pelota de Golf.

Por tanto, si queremos conseguir que aparte de la labor de recogida de residuos, se tomen medidas para evitar que este entorno esté de nuevo en condiciones similares para los próximos días, sería muy recomendable hacer llegar a las autoridades competentes los resultados obtenidos. Así si se adoptan medidas por parte del Hotel y se refuerza la limpieza en el Parque, podríamos conseguir reducir una gran fuente de residuos que van directamente a al arroyo.

Y para finalizar, solo dar las gracias a Mi Moana por la labor que están llevando a cabo por nuestras costas. Esperamos que este sea solo el principio y podamos colaborar juntas en grandes proyectos.

Comparte

Economía circular vs Economía lineal

¿Os habéis preguntado alguna vez qué modelo económico rige nuestros gastos? La verdad es que, aunque sepamos que estamos en un mundo donde se fomenta el consumismo y el gasto, un mundo en el que se supone que nos sienta bien estrenar cosas y que la felicidad de la mayoría se basa en la compra; quizás no le pusierais nombre al modelo económico que seguimos actualmente.

 

El modelo con el que convivimos actualmente se llama economía lineal. La economía lineal consiste en extraer la materia prima, fabricar los productos y eliminarlos una vez han cumplido su función.

Fuente: Elaboración propia

En las últimas décadas se ha trabajado mucho en el tratamiento de residuos, por lo que se ha dejado de tener esa conciencia de tirar sin más, añadiendo un nuevo paso de la cadena de la economía lineal para aplicar el conocido principio de las 3R= Reducir, Reutilizar y Reciclar. Este modelo económico intermedio se conoce como la Economía del reciclaje. El objetivo de aplicar las 3R es disminuir la cantidad de residuos producidos por el modelo económico.

Fuente: Elaboración propia

Sin embargo, no es hasta los últimos años cuando se ha empezado a hablar de la Economía circular, un nuevo modelo basado en minimizar el impacto ambiental y reducir al mínimo la producción de residuos.

Fuente: Elaboración propia

Así como la economía del reciclaje ponía en práctica las 3’R, la economía circular persigue que los propios productos sean fruto de la producción ya existente (reutilizando y reciclando los materiales) reduciendo el uso de materias primas y disminuyendo la cantidad de residuos que generamos. Si bien ya conocimos las 5’R con Bea Johnson y su filosofia Zero Waste; la economía circular implementa el principio de las 6’R que consiste en las tres iniciales ya conocidas (Reducir, Reciclar y Reutilizar) y a las que se le han unido Rediseñar, Recuperar y Reemplazar y se irán uniendo más Rs a medida que avance este nuevo modelo circular sostenible.

La economía circular viene pisando fuerte por varios motivos. El primero es que la Legislación Europea cada vez es más exigente en materias de medio ambiente y por ello, las empresas tienen que ir modernizando y cambiando sus sistemas de producción para poder seguir con sus actividades. Por otro lado, cada vez es más evidente que un modelo de producción lineal soportado por recursos no renovables tiene fecha de caducidad evidente.

Los recursos no renovables hasta hace poco tenían grandes reservas y eran considerados inagotables. En los últimos años, la producción se a disparado y con ello su demanda, por lo que están alcanzando los límites de la oferta asequible. A su vez, los impactos ambientales negativos derivados de este consumo de recursos, tales como el cambio climático y la pérdida de biodiversidad, se están acelerando lo que plantea nuevos desafíos obligatorios al modelo de economía lineal.

Fuente: imagexia.com

Por último, me gustaría dejaros un vídeo que muestra muy bien gráficamente los modelos económicos y de producción de los que hemos estado hablando en este post y sus consecuencias.

Como siempre, os espero en los comentarios y redes sociales 🙂 y os animo a que deis un paso al frente y os animéis a cambiar vuestro estilo de vida para vivir sin huella.

 

Comparte

Plásticos y Microplásticos, los protagonistas del 2018

No hemos parado de escuchar la palabra plásticos durante este año en medios de comunicación, redes sociales, nuestros entornos, etc. Seguro que también habéis oído muchas veces hablar de microplásticos, aunque a lo mejor no está muy claro lo que es.

La repercusión ha sido tal, que microplástico ha sido la palabra del año 2018 para la Fundéu BBVA. También se han realizado muchas campañas en redes sociales relacionadas con el uso del plástico. Algunas han sido más concretas, como en la que se pedía que se eliminaran los plásticos de un solo uso de los supermercados bajo los hashsag #desnudalafruta; o movimientos como #breakfreefromplastic luchando contra la contaminación por el uso de plásticos y sus efectos en la salud humana.

Fruta envasada en plástico de un solo uso. Fuente: ecointeligencia.com

Los plásticos son materiales formados por componentes orgánicos, semisintéticos o sintéticos con propiedades muy versátiles como la plásticidad (relacionada con la elasticidad) y que son muy moldeables (maleables), donde reside la clave de su éxito. Los plásticos están formados por unidades que se llaman polímeros, que se unen para formar cadenas.

Ejemplos de polímeros orgánicos conocidos son:

Almidón, procedente de plantas como por ejemplo, el maíz. Fuente: dulceisis.blogspot.com

Papel higiénico compuesto principalmente por celulosa. Fuente: entornosaludable.com

Tela punto de seda. Fuente: tiendatelas.com

Cadena doble hélice de ADN. Fuente: elcosmonauta.es

Por otro lado, ejemplos de polímeros sintéticos pueden ser:

Cordones de nailón. Fuente: creativemechanisms.com

alta densidad (HDPE): envases de detergentes, lejías, aceites de motor, biberones, juguetes, cajas de pescado, etc.

Envases de polietileno. Fuente: tecnologiadelosplasticos.blogspot.com

-baja densidad (LDPE): bolsas de todo tipo, papel film transparente, cosméticos, alimentos, medicamentos, pañales, etc.

Papel film de polietileno de baja densidad (HDPE). Fuente: elcomercio.pe

  • la baquelita: enchufes, interruptores, piezas para montaje.

Perillas de baquelita. Fuente: tecnofijaciones.com

A pesar de lo que podamos pensar, los plásticos llevan usándose desde el 1600 a.C., donde ya se usaban materiales como el látex o el caucho naturales para hacer figuritas, bolas, bandas para agarras los hachas, etc. No obstante, el problema actual no es su uso en sí, si no el uso descontrolado del plástico y todos los residuos  que se generan. La producción crece exponencialmente y en los últimos 30 años se ha incrementado en más de un 620%.

Producción de plástico en millones de toneladas. Fuente: Ecologistas en acción. (Vanessa González Ortiz)

La cuestión, es que no solo hablamos de plásticos o «macroplásticos» que es lo que hemos estado tratando hasta ahora, sino que también existen los microplásticos en toda esta historia.

Microesferas de plástico. Fuente: desconocida

Los microplásticos son plásticos inferiores a 5 mm de tamaño, por lo que son difíciles de ver a simple vista. Pueden ser de dos tipos:

  • Microplásticos primarios: son aquellos que se han fabricado con ese tamaño para un uso específico. Este tipo de microplástico es muy abundante en productos de cosmética o cuidados e higiene personal. Estos productos poseen estas microesferas o microperlas diseñadas para hacer su función en la piel y luego irse por el desagüe cuando nos lavemos, desmaquillemos, etc.

Pasta de dientes con microplásticos. Fuente: desconocida.

  • Microplásticos secundarios: son los microplásticos producidos por la fragmentación de plásticos más grandes, por lo que no han sido fabricados intencionadamente. La fragmentación de estos plásticos suele ser producida, normalmente, por fenómenos naturales como la luz solar, el viento o la fuerza de las mareas.

Esquema formación microplásticos secundarios. Fuente: Elaboración propia.

Por último, para que tengáis más constancia de la magnitud de este problema, os hablaré de las islas de plástico. Las islas de plástico son islas reales que se han formado en los océanos debido a los giros oceánicos naturales que se dan en el medio. En los giros oceánicos las corrientes son más débiles y por tanto tienden a acumularse todo tipo de basuras que estén flotando en el mar. La isla de basura más grande actualmente se encuentra en el océano pacífico, con unas 1.8 billones de piezas de basura y una superficie de aproximadamente 3 veces la península ibérica.

Isla de basura del pacífico. Fuente: https://www.youtube.com/watch?v=kOYJSzpfipU

Con todo esto, no quiero que el mensaje sea pesimista, pero si hay que conocer la realidad. En futuras entradas hablaremos de los efectos que todos estos residuos tienen tanto en la salud humana como en el medio. El problema es real y la solución es muy complicada, ya que aunque nosotros individualmente tomemos medidas, hay actuaciones que deben salir de las políticas internacionales. Sin embargo, cada vez hay más legislación sobre este tema, por tanto, se acerca el momento de apoyarlas por las buenas o acatarlas y empezar a vivir sin huella.

¿Perdemos algo por intentarlo?

¿Qué pensáis? ¿Sabíais de la magnitud del problema? ¿No le veis solución?

¡Os espero en los comentarios y en redes! 😉

Comparte

¿Qué es Zero Waste o Residuo Cero?

Zero waste (en inglés) o residuo cero, es un concepto que hace referencia a vivir intentando producir el mínimo de basura o residuos posibles. Lo más importante de este concepto es que lo que para unos es basura o residuo, para otros puede ser un material destinado a un nuevo uso o por otra parte, puede descomponerse en materias primas o piezas iniciales, para volver a ser utilizado o convertido en otros productos.

Bota vieja como macetero. Fuente: psicopedia.org

Restos de comida como alimento para animales. Fuente: blog.trashbackwards.com

Una vez definido zero waste, quizás os preguntáis que alcance tiene. Primero, me gustaría invitaros a pensar sobre el estilo de vida que llevamos o los modelos de producción de nuestras empresas, el nivel de consumo y la producción de residuos que generamos. Aunque más adelante profundizaremos en este tema, está claro que consumimos por encima de nuestras necesidades todo tipo de productos. Además, estos productos tienen un ciclo de vida, en la mayoría de los casos, desconocidos para nosotros o simplemente no nos los planteamos.

¿Cuántos ordenadores has tenido a lo largo de tu vida? ¿Dónde están ahora?

Residuos electrónicos. Fuente: lanacion.com.ar

¿Y móviles?

Residuos electrónicos. Fuente: RTVE.es

¿Cuántas botellas de plástico has usado durante todos estos años?

Botellas de plástico en el vertedero. Fuente: tecreview.itesm.mx

Como consecuencia de ello, cada vez somos más las personas que, desde diferentes partes del mundo, estamos cambiando nuestro estilo de vida y empresas cambiando sus modelos de producción para ser más éticos, respetuosos y sostenibles con el medio.

Mantener el agua fresca en botijos. Fuente: es.wikipedia.org

Almacenar la fruta en cestos de mimbre. Fuente: 1zoom.me

Para algunas personas zero waste es una filosofía, otros lo definen como un nuevo movimiento social, para mí esto es lo de menos. Lo importante es tener claro su esencia, que es la de evitar, lo máximo posible, la generación de residuos y sobre todo, tener el conocimiento de la realidad para decidir si quieres unirte con pequeños actos al cambio zero waste o residuo cero.

Reutilización de una bobina de cable. Fuente: artezanal.com

Una de las pioneras en adaptar su estilo de vida fue mi tocaya  Bea Johnson, con su proyecto «Zero Waste Home». Para ella, zero waste es «una filosofía basada en un conjunto de prácticas para evitar lo máximo posible la generación de basura.» Según su experiencia, para conseguirlo, siguió la regla de las 5 R’s: refuse (rechazar), reduce (reducir), reuse (reutilizar), recycle (reciclar) y rot (reincorporar o compostar).


Bea Johnson. Fuente: plett-tourism.co.za

Residuos de Bea Johnson de un año. Fuente: ecointeligencia.com

Por otro lado, instituciones como Zero Waste Europe, también están luchando por un cambio de modelo en los tres ámbitos principales: ciudades, empresas y estilo de vida. Desde zero waste Europe, se promulga que «llegar a no producir residuos es una meta pragmática hacia la que hay que guiar nuestro modelo de vida para conseguir lo que necesitamos mediante ciclos naturales sostenibles, donde todos los materiales descartados son recursos para que otros los utilicen. Todo ello se conseguiría diseñando y administrando productos y procesos con el fin de reducir el volumen y la toxicidad de los desperdicios y materiales, conservar y recuperar todos los recursos, y no quemarlos, ni enterrarlos. La implementación de zero waste eliminará todas las descargas a la tierra, el agua o el aire que puedan ser una amenaza para la salud planetaria, humana, animal o vegetal.»

Por último, os dejo como ejemplo, un mapa de las empresas que se han unido el movimiento zero waste en Europa. Os invito a curiosear y reflexionar sobre las zonas que están apostando por esta filosofía y que penséis porqué. Podemos debatirlo en los comentarios o redes sociales 😉 a ver que pensáis.

Mapa de empresas comprometidas con Zero Waste Europe. Fuente: https://zerowasteeurope.eu/

Espero que os sirva esta entrada para aprender o aclarar conceptos, descubrir un poco más sobre el zero waste y os animo a probar un estilo de vida que nos haga vivir sin huella. Eso si, no obsesionaros, esto no es una carrera, lo importante es intentarlo poco a poco y hacerlo natural, como la vida misma.

Comparte