Fuimos, somos y seremos naturaleza: Biomímesis

La biomímesis para mi es la filosofía indirecta de muchos/as de nosotros/as sin saberlo. En el 2012, Janine Benyus, presidenta del Biomimicry Institute, definió el modelo Biomímesis “Biomimicry”, como «el estudio de las mejores ideas de la naturaleza para transferirlas al diseño de materiales y procesos de producción para los seres humanos». Tomando como base los mecanismos artificiales, «sintetizó» y analizó los procesos naturales resolviendo de este modo problemas humanos cotidianos. 

Janine Benyus

En otras palabras se trata de inspirarnos en los procesos naturales para innovar y así utilizar la naturaleza como modelo, mentor y medida y solucionar problemas que la naturaleza ya ha resuelto. Quizás pensáis que es muy complicado o que no es posible, pero a continuación os voy a dejar mi docena de ejemplos preferida. Seguro que algunos os sorprenderán y otros serán tan obvios que ni siquiera lo habíais pensado:

1. Aves y trenes alta velocidad

Pues sí, si no lo habíais pensado esta es una de las inspiraciones más populares, estudiar el aero-dinamismo de las aves para traspasarlo a nuestros trenes de alta velocidad.

Uno de los más comunes es el pico de las aves más rápidas de nuestra naturaleza con la cabeza de los trenes de alta velocidad o el silencioso vuelo de las rapaces nocturnas.

 

2. Cardos o bardanas y velcro

Muchas fueron las personas que, al volver del campo, observaban como se les quedaban enganchados o pegados a las ovejas y perros en el pelo, o incluso en nuestra propia ropa, flores y semillas de plantas, como cardos o bardanas entre otras especies. Así es como se llegó a estudiar en profundidad estos sistemas de enganche para crear el conocido y versátil velcro, tan cotidiano en nuestro día a día.

 

3. Salamanquesas, gecko y tecnología anti-gravitatoria

Las salamanquesas, geckos y otros pequeños reptiles, juegan con la gravedad a su antojo, ya que es muy fácil verlas escalando superficies verticales o incluso en techos sin problemas de caídas. Por ello han sido muchos los esfuerzos en investigar está habilidad hasta que se ha determinado que es gracias a unas nano-espátulas que tienen en sus patas. Actualmente se utilizan para aplicaciones altamente innovadoras como pequeños robots de la NASA.

 

4. Termitas, ingenieros y arquitectos

Las termitas son de los ídolos más grandes de muchos ingenieros y arquitectos. Antes de llegar los humanos a edificar y urbanizar lo que antes era «campo» las termitas ya eran unas expertas en levantar «ciudades». Optimizar el espacio, impermeabilizar o mantener la temperatura en la estructura, son las especialidades de estos insectos desde hace años. Sus nidos son montículos porosos, orientados hacia el sol, y provistos de complejo sistema de canales que teniendo en cuenta los principios básicos de la física, intercambia oxígeno y el dióxido de carbono en la proporción perfecta. Así, estas reinas de la arquitectura e ingeniería mantienen niveles estables de humedad y temperatura, especialmente en la parte central, donde vive la reina.

 

5. Tiburones, superficies antisépticas y propiedades hidrodinámicas

La piel de tiburón es de las más duras que existen debido a su composición de nano-escamas que la hace prácticamente impenetrable para cualquier organismo. Por ello ha sido objeto de estudio para conseguir repeler bacterias en paredes de zonas muy expuestas como hospitales. También nadadores como Michael Phelps, han inspirado sus trajes de baño en las propiedades hidrodinámicas de estos escualos, ya que son capaces de generar vórtices y micro-remolinos al nadar para conseguir altas velocidades.

 

6. Escarabajos e invernaderos

Hay especies de escarabajo que viven en zonas desérticas y muy expuestas al sol, que son capaces de beber de la humedad del ambiente gracias a unos pequeños «bultos», que hacen que el líquido una vez condensado en su caparazón y se deslice directamente hasta su boca. Esta estrategia de los escarabajos que parece magia, ha sido minuciosamente estudiada para llevarla a cabo en invernaderos y así aprovechar todo el agua posible.

 

7. Loto vs Impermeables

Seguimos hablando de agua pero en este caso, como repelerla. La hoja del loto posee propiedades hidrófugas, por lo que has servido de inspiración para innovar en superficies que fuesen impermeables y a la vez con propiedades antibacterianas. En la actualidad, además, se están empezando a utilizar materiales inspirados en la flor de loto para recubrir las fachadas de algunos inmuebles y anular los efectos de la humedad y las precipitaciones.

8. Ojos de insectos o gatos y visión nocturna

Los insectos nocturnos han adaptado sus ojos tanto que pueden ver en la completa oscuridad adaptándose a diferentes grados de brillo y color y pueden percibir movimientos fugaces en un rango de casi 360 grados. Eso si, lo ven todo como si fuese un mosaico pixelado. En cuanto a los gatos, sabemos de su agilidad ocular y también de su habilidad para ver con muy bajos niveles de luz. Por ello estas habilidades han sido analizadas para transportarlo a la más alta innovación de nuestros vehículos mediante algoritmos inteligentes para ayudar en la conducción nocturna y procesar en tiempos ínfimos señales lumínicas repentinas, como los faros de un coche que pasa en sentido contrario, y adaptar la imagen de la cámara que llevemos instalada.

9. Helechos y baterías de coches eléctricos 

Una especie de helecho presenta una adaptación muy característica en sus hojas permitiéndole un almacenamiento de energía eficiente y una óptima circulación del agua. Siguiendo el ejemplo de este helecho, se ha conseguido innovar y transferirlo a unos condensadores de energía, utilizados por ejemplo para coches eléctricos, aumentando su capacidad de almacenamiento en hasta 30 veces.

 

10. Comillos serpientes y agujas hipodermicas

 

Otra de nuestras grandes inspiraciones se encuentra en los colmillos venenosos de las serpientes. Ellas son capaces de atravesar la piel y administrar su ponzoña para cazar sus presas. Este sencillo principio ha sido copiado desde tiempos inmemoriales para las agujas hipodérmicas ampliamente utilizadas en el mundo de la salud.

11. Murciélagos y sónar

Muchos de vosotros/as conoceréis de sobra que los murciélagos son prácticamente ciegos y se orientan lanzando ultrasonidos y guiándose por el rebote de sus ondas. ¿Adivináis dónde se utiliza este mismo sistema? Pues sí, en los sónar de navegación se utiliza este sistema para orientarse y sobre todo evitar colisiones con otras naves.

 

12. Luciérnagas y luces led

Por último, una de mis preferidas. Las luciérnagas son unos de los insectos más queridos por todos, ya que nos recuerdan a sitios preciosos y relajados de cuando nos íbamos al campo a descansar… Es por ello han sido objeto de estudio para comprender como consiguen esa bioluminiscencia y trasponerla a la tecnología led de la manera más eficiente posible.

 

Pues creo que esta ha sido la forma más sencilla de explicar la biomímesis y que vieseis algunos de los ejemplos que claramente ilustran como hemos sacado de la naturaleza nuestras mejores ideas para innovación y tecnología. A su vez me gustaría aprovechar para lanzar una pregunta de las de pensar… la naturaleza nos ha dado tanto y nos sigue dando sin esperar nada a cambio y nosotros seguimos sin respetarla y cuidarla como se merece.

¿Qué ocurrirá si alguna vez nos da la espalda?

¿Desde cuando no véis una luciernaga?

Os espero en comentarios y redes sociales como siempre 🙂

Comparte

¿Agua del grifo o agua embotellada?

Aprovechando que el pasado 22 de marzo fue el día mundial del agua y como os comente en redes sociales, hoy os traigo un tema que seguro que la mayoría de vosotros/as se lo ha preguntado alguna vez o ha tenido este debate en su círculo ¿es mejor el agua de botella que la del grifo?

Bajo mi punto de vista, en este tema no hay verdades absolutas (como en todo en la vida). No es posible comparar el agua del grifo como si hablásemos de un agua única en composición y extendida por toda la península o incluso para todo el mundo. Por ello, cuando hacemos este tipo de preguntas tenemos que ser conscientes de lo qué nos estamos cuestionando, porqué y en que circunstancias.

España es uno de los países que más agua embotellada consume del mundo…

¿Qué creéis que nos impulsa a elegir agua embotellada en vez de agua del grifo?

Si lo pensáis, el agua del grifo es mucho más barata, es segura, de fácil acceso, etc. Entonces…

¿Dónde está el problema?

Uno de los motivos que más se repiten son:

“Yo bebo agua embotellada porque no me gusta como sabe la del grifo

Es cierto que hay lugares donde aún las canalizaciones que llevan el agua a las casas son tuberías de plomo, que pueden dar sabor al agua. Por otro lado, los compuestos químicos, como el cloro, usados para la potabilización del agua y eliminación de microorganismos, también pueden dar cierto sabor u otro tipo de componentes que pueden aportar cierto «regusto»… El tipo de manantial puede aportar una mineralización más o menos débil al agua y que ésta no sea totalmente insipida.

Pero esta excusa…

¿Nos vale?

El tema del sabor puede solucionarse con un simple filtro y continuaríamos disfrutando del agua del grifo. A la vez que reduciríamos gran cantidad de botellas que tiramos diariamente.

Otra queja muy generalizada es que en ciertos lugares el agua del grifo tiene mucha cal. La cal es uno de los minerales que define la dureza del agua. Al contrario de lo que mucha gente piensa, el origen de la cal en el agua no proviene de las tuberías, sino que es parte de la composición de la misma y se va adquiriendo a su paso desde el manantial donde nace hasta nuestros hogares. Es cierto que los niveles de cal del agua no están regulados actualmente por ninguna legislación. Sin embargo, aunque todo depende de la dosis, la cal no deja de ser un compuesto formado por calcio, y algunas fuentes aseguran que puede llegar a ser hasta beneficioso para nuestra salud. De cualquier modo, este problema también puede solucionarse con un filtro doméstico en casa.

No se si os habíais planteado este enfoque pero, hay estudios que aseguran que el consumo de agua embotellada está ligado a aspectos psicosociales. Aquí entran en juego las campañas publicitarias donde trabajan sus estrategias para hacernos pensar que el agua embotellada posee unas propiedades para nuestro cuerpo que sólo bebiéndola conseguiremos. Tanto es así, que es casi un elemento de estatus social, ya que no todas las personas tienen un poder adquisitivo para gastar el dinero en la cantidad de agua embotellada que necesitarían para su familia.

Aunque os cueste creerlo está a la orden del día el tema del agua como elemento de estatus social. Recientemente, se ha puesto de moda beber y comercializar “agua cruda” (en inglés: “raw water”) entre las altas esferas estadounidenses a precios muy elevados. Simplemente consiste en beber agua de manantial sin filtrar, sin tratar y sin esterilizar en su afán de beber agua pura y no “agua muerta” como ellos consideran el agua después de ser potabilizada.

A su vez, muchas personas que recogen el agua de lluvia para tener reservas durante todo el año y vivir con ese agua. Si nuestro mundo fuera como hace muchos años, la contaminación ambiental no habría llegado hasta el punto en el que se encuentran productos farmacéuticos en los lugares más prístinos como los cenotes de México, contaminación de la que hablaremos más adelante en otras entradas de blog. No obstante, sin ver tanto la letra pequeña, el problema de la “raw water” es que puede contener concentraciones altas de microorganismos que pueden causar enfermedades para los consumidores.

 

Por último, me gustaría haceros pensar en el envase de plástico del agua embotellada. No sólo es una fuente enorme de contaminación de plástico al medio, sino que también se ha demostrado científicamente el traspaso de contaminantes emergentes (contaminantes de creación reciente) de la botella hacia el agua

AH! SI! Por cierto, no se si sabéis que en España es legal coger agua del grifo y embotellarla para después venderla así al consumidor siempre y cuando se respeten determinados requisitos con respecto a su potabilidad y salubridad, y se informe adecuadamente sobre su origen al consumidor final a través del etiquetado del producto. ¿Qué os parece? ¿Ahora entendéis porque hay tanta diferencia de precio con algunas marcas?

Este tema da mucho de qué hablar… y posiblemente en futuras entradas trataré algunas de estas ideas con más profundidad, pero os dejo esto para que penséis y reflexionéis en vuestro día a día y os preguntéis sobre vuestros hábitos. No olvidéis que con el conocimiento en la mano sois capaces de elegir y demandar lo que queréis consumir.

¿Y tú, que agua bebes? Os espero en los comentarios y en las redes como siempre 🙂

Comparte

Basuras Marinas

Las basuras marinas son cualquier sólido persistente de origen no natural (actividades humanas, manufacturado), que haya sido desechado, depositado o abandonado en ambientes marinos y/o costeros.

Fuente: Elaboración propia

De todos los residuos que se encuentran en el medio marino, el 80% son de origen terrestre. Estos residuos provienen de actividades industriales o urbanas que se realizan en el interior, pero que los ríos o fenómenos como el viento se encargan de su transporte hasta la costa o bien, directamente son residuos que se generan en ciudades costeras y se «escapan» o arrojan al mar. El 20% restantes son basuras que se han generado directamente en el mar, ya sea por actividades pesqueras, de ocio (cruceros), etc.

Fuente: https://www.ecologistasenaccion.org/

Un dato increíble, pero cierto, es que se vierten más de 8 millones de toneladas de basura al océano al año, que es equivalente a 35.333 ballenas azules… o 1.600.000 autobuses…

Esquema gráfico para comparar las toneladas de basuras marinas en el medio marino.

De estas ingentes cantidades de basuras que se vierten, el 80% son plásticos y el resto está compuesto por colillas, vidrio, cartón, metales, tejidos, etc.

Basuras marinas en superficie. Fuente: nuestromar.org

Como bien hablamos en otras entradas del blog, todas estas basuras tienen dos opciones, o bien se quedan flotando en superficie formando grandes islas flotantes de basura o bien, se van al fondo marino. Concretamente, las basuras plásticas formadas por polímeros más ligeros, se quedarán más tiempo a flote, mientras que los plásticos de mayor densidad se hundirán rápidamente con sus consecuentes impactos para el medio de los que hablaremos más adelante.

Plásticos de baja densidad flotando en el mar. Fuente: gavinparson.co.uk/MarinePhotobank.

A todas estas basuras anuales vertidas al medio marino, hay que sumarles el tiempo de degradación de cada una, ya que un año tras otro, las basuras no se han degradado y siguen acumulándose, aumentando desmesuradamente. Cabe destacar el tiempo de materiales como las bolsas de plástico no es inferior a 10-20 años según las condiciones de exposición. Una de las basuras más numerosas son las colillas, que tanta gente no cataloga como basura ya que las tiran al suelo, a alcantarillas, etc. y presentan un tiempo de degradación de unos 3 años. Por otro lado el del vidrio, que no hay estudios disponibles sobre cuanto tarda en degradarse completamente, ya que no ha habido nadie que haya podido estudiarlo durante tantos años seguidos, por tanto su tiempo de degradación queda como indefinido.

Tiempo que tardan en descomponerse las basuras marinas. Fuente: https://chrismielost.blogspot.com/2014/12/

 

Hay que tener en cuenta, que puede que la degradación no es completa, como hablamos en otra entrada, los plásticos pueden degradarse en fragmentos más pequeños llamados microplásticos (plásticos inferiores a 5 mm) que pueden ser incorporados al sedimento (al suelo) o incluso ingerido o adherido a otros seres vivos, incrementando la complejidad del seguimiento de los residuos y los impactos causados al medio.

Fuente: huffingtonpost.com.mx

¿Creéis que logramos hacernos una idea del nivel de impacto que tienen este aporte de basuras al medio?

Yo creo que no…

Fuente: nationalgeographic.com

¿No pensáis que es muy egoísta seguir con el estilo de vida que tenemos?

¿Nos encogemos de hombros con un «no puedo hacer otra cosa» o «no depende de mi»?

Con pequeños gestos podríamos cambiar mucho…

Fuente: latinblah.com

Sabéis que pienso siempre… que no hay más planeta que este…

Fuente: newtravelist.com

Por ello, desde Sin Huella, vamos a llevar a cabo muestreos de basuras marinas que varan en la playa periódicamente con cada subida y bajada de marea. Iremos haciendo salidas por distintos puntos de la costa y os publicaremos los resultados en entradas de blog. Podréis consultar nuestros datos reales. Haremos análisis estadístico cuando tengamos datos suficientes y compartiremos todo lo que podamos escurrir para comentarlo con vosotras/os por aquí y por redes sociales :).

No dejéis de plantearos pequeños actos para tener un estilo de vida más responsable y tratando de pasar por aquí sin dejar huella.

 

 

Comparte

Economía circular vs Economía lineal

¿Os habéis preguntado alguna vez qué modelo económico rige nuestros gastos? La verdad es que, aunque sepamos que estamos en un mundo donde se fomenta el consumismo y el gasto, un mundo en el que se supone que nos sienta bien estrenar cosas y que la felicidad de la mayoría se basa en la compra; quizás no le pusierais nombre al modelo económico que seguimos actualmente.

 

El modelo con el que convivimos actualmente se llama economía lineal. La economía lineal consiste en extraer la materia prima, fabricar los productos y eliminarlos una vez han cumplido su función.

Fuente: Elaboración propia

En las últimas décadas se ha trabajado mucho en el tratamiento de residuos, por lo que se ha dejado de tener esa conciencia de tirar sin más, añadiendo un nuevo paso de la cadena de la economía lineal para aplicar el conocido principio de las 3R= Reducir, Reutilizar y Reciclar. Este modelo económico intermedio se conoce como la Economía del reciclaje. El objetivo de aplicar las 3R es disminuir la cantidad de residuos producidos por el modelo económico.

Fuente: Elaboración propia

Sin embargo, no es hasta los últimos años cuando se ha empezado a hablar de la Economía circular, un nuevo modelo basado en minimizar el impacto ambiental y reducir al mínimo la producción de residuos.

Fuente: Elaboración propia

Así como la economía del reciclaje ponía en práctica las 3’R, la economía circular persigue que los propios productos sean fruto de la producción ya existente (reutilizando y reciclando los materiales) reduciendo el uso de materias primas y disminuyendo la cantidad de residuos que generamos. Si bien ya conocimos las 5’R con Bea Johnson y su filosofia Zero Waste; la economía circular implementa el principio de las 6’R que consiste en las tres iniciales ya conocidas (Reducir, Reciclar y Reutilizar) y a las que se le han unido Rediseñar, Recuperar y Reemplazar y se irán uniendo más Rs a medida que avance este nuevo modelo circular sostenible.

La economía circular viene pisando fuerte por varios motivos. El primero es que la Legislación Europea cada vez es más exigente en materias de medio ambiente y por ello, las empresas tienen que ir modernizando y cambiando sus sistemas de producción para poder seguir con sus actividades. Por otro lado, cada vez es más evidente que un modelo de producción lineal soportado por recursos no renovables tiene fecha de caducidad evidente.

Los recursos no renovables hasta hace poco tenían grandes reservas y eran considerados inagotables. En los últimos años, la producción se a disparado y con ello su demanda, por lo que están alcanzando los límites de la oferta asequible. A su vez, los impactos ambientales negativos derivados de este consumo de recursos, tales como el cambio climático y la pérdida de biodiversidad, se están acelerando lo que plantea nuevos desafíos obligatorios al modelo de economía lineal.

Fuente: imagexia.com

Por último, me gustaría dejaros un vídeo que muestra muy bien gráficamente los modelos económicos y de producción de los que hemos estado hablando en este post y sus consecuencias.

Como siempre, os espero en los comentarios y redes sociales 🙂 y os animo a que deis un paso al frente y os animéis a cambiar vuestro estilo de vida para vivir sin huella.

 

Comparte